Ya llevamos varias semanas en confinamiento por COVID-19 y durante este periodo hemos pasado por múltiples fases: primero vino el pánico y el caos por la posibilidad de confinarnos, luego el miedo y el descontrol al comenzar el aislamiento y no tener rutinas ni saber que iba a pasar. Después vino la adaptación al cambio, el aburrimiento y la incertidumbre cuándo terminará. Pero lo que sí sabemos, es que juntos saldremos de esta.

Quizás sea ahora el momento de parar y preguntarse: ¿Estoy haciendo todo lo que podría para sentirme lo mejor posible dentro de las circunstancias?

Puesto que estamos pasando por un proceso de adaptación forzoso, resulta natural que a veces sintamos un poco de caos emocional. Lo importante es que cada día hagamos cosas que nos ayuden a sentirnos mejor y a mantener una actitud que nos disponga a tener buen humor.

Estrategias rápidas para aumentar tu estado de ánimo y mejorar tu humor durante el confinamiento por COVID-19

  • Lo más importante en este período es tratar de respetar las rutinas y los horarios lo máximo posible. Esto puede ser complicado para algunas personas porque el cambio ha sido drástico. Pero, no importa, puedes construir una nueva rutina adaptada a tus circunstancias, ya bien sea si teletrabajas, como si tienes hijos, o has tenido que aislarte.
  • Quítate el pijama, aséate y vístete como si fueras a salir a la calle. Algunos días puedes utilizar ropa cómoda para sentirte bien y a gusto en casa, pero otros puedes arreglarte como si fueras a salir a una cena con amigos, esto va a hacer que te sientas mucho mejor.
  • “Son pequeños detalles que no cuestan mucho de hacer, pero los efectos en el humor y el estado de ánimo pueden ser muy positivos”
  • Práctica deporte, haz yoga o meditación. Incorporar una actividad que te exija hacer algo de esfuerzo físico te ayuda a mantenerte activo y a tener una pequeña obligación o compromiso durante el periodo que dure el confinamiento. Además, el deporte tiene múltiples beneficios para la salud física y mental.
  • “Libera tus endorfinas y no las confines contigo en casa, ellas si pueden salir”
  • No abuses de la sobreinformación. Tanto estar desinformado como sobreinformado, puede ser un peligro.
  • ¿Sabías que un estudio realizado después del atentado de la maratón de Boston demostró que aquellas personas que más tiempo estuvieron viendo las noticias y siguiendo minuto a minuto todo lo que ocurría experimentaron más estrés que aquellas que lo vivieron en primera persona?
  • Pues sí, así es, un dato curioso pero que pone de manifiesto el efecto que puede tener para tu salud estar todo el día viendo las noticias. Por lo tanto, limita tu acceso a la información. Una vez al día es suficiente para estar informado, así como limitar también el tiempo que hablas con las personas con las que vives o te relacionas sobre el coronavirus.
  • Aprovecha para descubrir o fomentar tus aficiones. Con el ritmo caótico que llevamos normalmente, cuesta encontrar tiempo para descubrir e investigar aficiones y hobbies, incluso para dedicarles tiempo.
  • “Tiempo, eso que tanto nos faltaba y ahora nos han impuesto”
  • Por ello, aprovecha este periodo para descubrir nuevas pasiones, actividades que te hagan sentir bien, que te conecten conmigo mismo y que te permitan vivir la vida a menos revoluciones.
  • Cuida tu círculo social. Ahora más que nunca es importantísimo relacionarnos con nuestros seres queridos intercambiando aficiones, risas y confidencias. Por extraño que parezca, la separación nos ha hecho estar más unidos que nunca. Podéis organizar un campeonato de parchís online, “quedar para cenar” vía videollamada, bailar juntos en casa… ¡es momento de ser creativos!
  • Da espacio a las emociones negativas. Es normal que sientas aburrimiento, miedo, ansiedad y desánimo de vez en cuando. Tiene sentido que estas emociones aparezcan, es una situación negativa real a la que nos estamos enfrentando, por lo tanto, lo raro sería que nos sintiéramos bien y no tuviéramos emociones negativas.
  • Acepta tus emociones, míralas de frente, dales su momento, y después trabaja en regularlas. No se trata de hacerlas desaparecer sino de reducir el impacto con el que nos golpea su intensidad.

Si te ha gustado este artículo puede que te interese visitar la sección Coronavirus donde encontrarás más artículos relacionados al confinamiento por COVID-19

¿Qué programas de Serenmind me recomiendas?

  • Afrontando el Coronavirus
  • Manteniendo a raya la ansiedad + Ejercicios de relajación y Respiración
  • Mejorando mi estado de ánimo
  • Mindfulness + Meditaciones Mindfulness

¡Descárgate Serenmind gratis y empieza a sentirte mejor!