La terapia narrativa de White y Epston

La terapia narrativa es una forma de psicoterapia que utiliza la narrativa en la práctica clínica. Fue desarrollada durante los años 1970 y 1980, por los trabajadores sociales Michael White y David Epston.

Por narrativa, entendemos las descripciones que lleva a cabo el sujeto sobre su propia vida, su contexto, etc…Es decir, el diálogo interno que la persona tiene consigo misma y con los demás.

Se refiere a cómo la persona habla de ella misma y de todo lo que rodea. Por ejemplo, no causará el mismo efecto en el individuo un discurso de tipo derrotista, en el que la persona siempre está diciéndose a sí misma cosas tipo «soy un perdedor» o «todo me sale mal», que un discurso totalmente diferente, alentador y positivo.

Esta terapia se centra pues, en la narrativa del paciente sobre su propia vida y su persona. El terapeuta se convierte en una suerte de colaborador del paciente en el proceso de desarrollar el contenido de sus narrativas. 

Este tipo de terapia pretende conseguir que las personas participen en la construcción y el funcionamiento de su identidad, más concretamente, de la identidad preferida, que se construiría acorde con la narrativa del sujeto.

Enfatiza así el papel activo que juega cada persona en su propia vida y en la capacidad  que esta posee para cambiar su discurso. 

El papel del psicoterapeuta

El papel del psicoterapeuta aquí será ofrecer el espacio y herramientas necesarias y oportunas para que se dé un diálogo interior más rico, adaptativo y beneficioso para el paciente.

En este proceso se realizan preguntas para generar descripciones experimentalmente vívidas de acontecimientos de la vida que actualmente no están incluidos en la trama de la historia problemática de la persona.

Terapia narrativa

Reescribir la historia de tu vida

La terapia narrativa parte de la idea de que la identidad es producto de una construcción que se logra por medio de historias que relatan la vida de las personas. Ante esta premisa, el uso de cartas e historias se convierte en un vehículo de reflexión y comprensión útil como hilo conductor en una psicoterapia.

White y Epston utilizaban diversas estrategias que van desde herramientas que implican la creación y expresión oral de historias, hasta la escritura creativa a través de diarios o cuentos.

En el artículo “Beneficios de la escritura expresiva para la salud emocional y física”, publicado por The Royal College of Psychiatrists, se enumeran los beneficios del uso de estas técnicas. Entre estos encontramos mejoras en el estado de ánimo, sensación de un mayor bienestar psicológico, disminución de síntomas depresivos, así como una reducción y/o evitación de síntomas post-traumáticos.

Así pues, el fin último del trabajo con la terapia narrativa es animar a la persona al afrontamiento de las emociones mediante su expresión y lograr que esta cree una re-narración de su historia y sus experiencias que se aleje del relato dominante.

“Siempre he tenido la impresión de que es imposible conocer debidamente a una persona sin conocer todas las historias de esa persona”. Chimamanda Ngozi Adichie

 

Una perspectiva social y comunitaria

En este contexto resulta fundamental la perspectiva social y comunitaria, un punto de vista que considera que los relatos solo cobran sentido en la interacción e intercambio con las personas y comunidades a las que se pertenece.

Por ejemplo, si la persona vive en un contexto que continuamente le refuerza la idea de que es una fracasada y que no sirve para nada mediante un discurso que va en esa línea, el objetivo de la terapia será ayudar a la persona a que reescriba un relato que refute este.

Será entonces mediante la co-construcción de relatos de carácter liberador, alternativos al relato dominante y opresor, que la persona podrá crear nuevas formas de funcionar acordes con la propia identidad.

De esta manera, el nuevo relato le permitirá expandir la propia percepción de si misma como una persona fracasada, y llegar así a experimentarse a sí misma como alguien más útil, más satisfecha y con un final abierto.

 

Daniel Albright: “la literatura es una selva, la psicología es un jardín”

¡Descárgate Serenmind gratis y empieza a sentirte mejor!