¿Sabías que J.K.Rowling, autora de Harry Potter, creó los dementores como metáfora de la depresión?

J.K.Rowling, la autora de la famosa saga del joven mago, siempre ha hablado abiertamente de sus problemas con la depresión y de cómo esta la condicionó, en su día, para crear esos seres siniestros encapuchados que se alimentan de la alegría humana.

Con estas mismas palabras se refiere la escritora a estas oscuras criaturas: «conozco la tristeza. La tristeza es llorar y sentir. Es esa sensación real de frío y de vacío. Esto es lo que son los dementores. Son seres que infestan los lugares más oscuros y sucios. Disfrutan con la desesperación y la destrucción ajenas. Si te acercas a uno, perderás hasta al último sentimiento positivo y hasta el último recuerdo feliz.»

Estos personajes son temidos porque se llevan la esperanza de todo aquel que se acerca a ellos,  dejando solo tristeza y desolación, al igual que hace una depresión. La depresión es, entre otras cosas, la ausencia de sentir que alguna vez volverás a ser feliz: la ausencia de esperanza.

La escritora canalizó su angustia mediante la creación de estos personajes, consiguiendo así describirnos de manera cercana qué es la depresión y proporcionándonos, además, la clave para ahuyentar a un dementor, para lo cual solo el hechizo del Patronus es efectivo.

Creando el Patronus

Utilizar estas explicaciones para explicar a los niños -y a los no tan niños- lo que es la depresión de manera sencilla y original es muy útil, ya que las metáforas, entre otras cosas, son muy apropiadas para transmitir un concepto tan complicado de entender. No solo para los que la padecen, sino también para la gente que convive con los afectados. Por una parte, nos ofrece una explicación potente y visual de la depresión y, por otra, el hechizo para combatirla, nuestro Patronus.

Aceptar y escuchar la tristeza

Así, la autora nos recuerda que, con el suficiente coraje, uno podrá llegar a combatir a los dementores. Pero, ¡ojo!, no sin antes transitar el camino del sufrimiento, pues solo al escuchar su dolor, la persona puede avanzar hacia una vida que no quede paralizada.

 

«Para ser criaturas que amamos, debemos ser criaturas que nos desesperamos por lo que perdemos y la depresión es el mecanismo de esa desesperación» (Andrew Solomon)

 

La importancia del contexto

Con todo esto, la autora consigue transmitirnos una idea muy valiosa: que la depresión no es solo algo que está dentro de nuestras cabezas, cambiando así la perspectiva del “algo está dañado en la mente de un deprimido”, pues estos dementores que representan la depresión son seres que acechan allá afuera, y el personaje de Harry, consumido por estos, conseguirá vencerlos precisamente con su fortaleza y con la ayuda de los demás. 

El apoyo de los demás

El patronus es un hechizo que se hace más potente al rescatar tus recuerdos más felices, recuerdos que normalmente están hechos de momentos compartidos con nuestros seres más queridos. De esto, se desprende un último aprendizaje fundamental: la depresión, ese camino de profunda tristeza, se transita mejor con el apoyo necesario y adecuado. 

«La amistad posee virtudes curativas y todos somos un poco los médicos de los demás…y el mundo es el hospital donde tiene lugar la curación.» Oliver Sacks

Serena te recomienda en Serenmind:

  • Programa psicoterapéutico «Mejorando mi estado de ánimo»
  • Sesión «Me siento triste»
  • Sesión «Aceptando la situación»
  • Audio «Meditación para la autocompasión»

¡Descárgate Serenmind gratis y empieza a sentirte mejor!